error 190.


A veces me olvido lo divertido que era contar anécdotas del día a día por aquí. De esas que nos pasan a cualquiera un día cualquiera y que probablemente no sean tan divertidas como para escribir un post. Pero parece que últimamente había olvidado reirme de mi misma. Y, ¿sabéis? Eso sí da para un post... (y hasta para un libro).

Empecemos por el post (que para el libro no tengo tiempo), y pongámonos en antecedentes: llevo unos meses de mierda. De hecho, ha sido un año de mierda. Personalmente lleno de mierda hasta arriba y profesionalmente maravilloso, pero no limpio de meses de esos en los que por muy doradas  y brillantes que sean mis tarjetas, también ellas están llenas de mierda



La vida del freelance es, como su propio nombre indica: free. Libre de órdenes, de jefes, de horarios, de fines de semana y de lunes. Tanto, que hay meses que también mis tarjetas de crédito deciden ir por libre.

No recuerdo cuánto tiempo hacía que no iba de compras. La verdad es que ni siquiera lo echaba de menos: entrar en Zara es como volver al invierno pasado (y al anterior). Aburridísimo. Pero hay algunos básicos de H&M que nunca fallan. 

"A por básicos", me dije. Y con un jersey de punto de 12,95€ y una camiseta blanca de algodón de 7,95€ me fui a la caja.

Como casi siempre sucede en H&M, me atiende un dependiente guapo, de esos que probablemente rechacé en Tinder por ser too much

Por no tirar de cash, decido usar una de esas tarjetas de esas que van por libre. El datáfono pita de una forma impertinente.

- "Vaya, no me la coge". Dice el guapo dependiente.
- "Mierda, ya estamos... No te preocupes", dije yo. "Te doy otra tarjeta..."
- "No, tranquila, seguro que ha sido error del datáfono". 

El pobre no debía verme cara de autónoma, y decidió volver a pasar la tarjeta.

- "Error 190. Seguro que es culpa nuestra. Vamos a intentarlo de nuevo". Y nuevamente en la pantalla: Error 190

Tras tres intentos acabé pagando con la tarjeta de débito. Era la segunda vez en una semana que me pasaba lo mismo. A diferencia de la primera, ayer decidí reirme de mi misma y al final nos acabamos riendo los dos. 

Así que salí de allí con un jersey de punto, una camiseta blanca y una cita.

Ser freelance está lleno de errores. Éste solo fue el 190.
Pero si fue un error o no... 

ya os lo contaré más adelante.




11 comentarios:

XaruXamú dijo...

A mi me gustan tus posts que también van por libres y los echaba de menos. No es que no me importen los en que Nivea te prepara el desayuno pero no te empecé a seguir por esa razón.
En fin, entiendo también que no vives solo de amor y agua fresca.

Ganas de leer más de ti pues.

Cynthia Bagué dijo...

Maravilloso post, se necesita más de esto en la blogosfera! Y pensé que ibas a decir que el dependiente era gay, asi que me alegro mucho por lo de la cita, ya nos contarás!

Cynthia

Queen Charlotte dijo...

la vida está llena de sorpresas !! disfruta de tus errores 190 y 194 y del 199 también ;)

midori dijo...

siento ser superficial... pero me encanta la tarjetita rosa pastel del post! la necesito!

Rosa dijo...

Ole tú

ACS dijo...

Animo ))))))))))

NOE dijo...

En serio ? jajaja, eres grande Mer ! A ver que tal el chico H&M ;)
Un besazo !

Cris dijo...

Me encanta Mer, yo también echaba mucho de menos estos post, tu tranqui, yo soy autónoma y te entiendo a las mil maravillas, a veces rezo mientras me pasan la tarjeta para que no me de error....nunca sabes por donde va a salir.....pero lo importante ya sabes, no es como empieza, si no como termina, y parece ser que termino de 10!! así que "pelillos a la mar". Un besazo grande!!

Vero QC dijo...

Ay, me haz hecho reir tanto, y con este dia de diluvio universal, lo veia un poco dificil. Gracias y buena semana!!! que mejorar se puede, y ya lo estas demostrando.

Marta Simonet dijo...

Es cierto que cada vez elegimos más sobre qué escribir y nos vamos alejando de nosotros mismos. Yo trato de acercarme cada vez más, pero a veces pienso que a quién narices le importará mi vida. Y probablemente a muchos, mi vida, la tuya y la del vecino, porque al final nos vemos reflejados en las vivencias del resto. Como por ejemplo que yo también soy una mierda de autónoma :)

www.elblogdemartasimonet.com

María Moya dijo...

Qué buenos son los errores a veces, los forzados y los no forzados! Yo también echaba de menos estos posts tuyos que me hicieron engancharme a tu blog! Pues nada, espero que todo bien con el muchacho...

www.elsoldeinvierno.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...